domingo, 5 de agosto de 2007

HOY ES EL TIEMPO




Imagina que existe un banco, que cada mañana acredita en tu cuenta la suma de 6.000 dólares.
No arrastra tu saldo día a día. Cada noche borra cualquier cantidad de tu saldo que no usaste durante el día. Qué harías?.... Retirar hasta el último centavo, por supuesto!
Cada uno de nosotros tiene ese banco. Su nombre es TIEMPO.
Cada mañana, este banco te acredita 86.400 segundos. Cada noche, este banco borra, y da como perdido, cualquier cantidad de ese crédito que no hayas invertido en un buen propósito!
Este banco no arrastra saldos, ni permite sobregiros. Cada día te abre una nueva cuenta. Cada noche elimina los saldos del día. Si no usas tus depósitos del día, la pérdida es tuya. No se puede dar marcha atrás. No existen los giros a cuenta del depósito de mañana. Debes vivir en el presente con los depósitos de hoy.

Invierte de tal manera, de conseguir lo mejor en salud, felicidad y éxito.El reloj sigue su marcha. Consigue lo máximo en el día.

Para entender el valor de un año: pregúntale a algún estudiante que reprobó el año de estudios.

Para entender el valor de un mes: pregúntale a la madre que dió a luz a un bebé prematuro.


Para entender el valor de una semana: pregúntale al editor de un semanario cuando sus reporteros le fallan con las noticias .


Para entender el valor de un día: pregúntale a los amantes que esperan encontrarse.


Para entender el valor de una hora: pregúntale al enfermo que agoniza en la cama de un hospital.


Para entender el valor de un minuto: pregúntale a una persona que recién perdió el tren o el vuelo debido al tráfico.


Para entender el valor de un segundo: pregúntale al conductor del auto que venía atrás del auto acaba de chocar.


Para entender el valor de una milésima de segundo: pregúntale a atleta que ganó el segundo lugar.

lo cierto es que nadie sabemos el valor de algo hasta que lo perdemos. que nos sirva ésta reflexión para aprovechar nuestro tiempo al máximo dando el justo valor a las cosas que nos rodean.