martes, 21 de agosto de 2007

Ultimas noticias: Yucatan en alerta ROJA


Ante la posibilidad de perder energía electrica en Mérida les sugerimos visitar la página del gobierno de Yucatán y seguir a detalle el desarrollo del Huracán Dean


Este es uno de nuestros últimos reportes.

Merida Yucatan México. 21 agosto 2007: La Secretaría de Gobernación decretó la noche del lunes, a las 11 pm tiempo local, la “alerta roja” en Yucatán para el resguardo de la población ante la posible afectación que ocasionaría el huracán “Dean”.

De acuerdo con la información proporcionada por la Comisión Nacional del Agua, el meteoro impactaría al estado de Quintana Roo en categoría cinco en la escala Saffir Simpson, con vientos sostenidos de 255 km/h y rachas de hasta 305 km/h, con dirección oeste.

En el caso de Yucatán, se prevé que los efectos del huracán comiencen a sentirse en los municipios del sur del estado en las primeras horas de este martes, y se prolonguen hasta la noche, según los más recientes modelos meteorológicos.

En la ciudad de Mérida, según las propias predicciones de Conagua y Protección Civil, será al amanecer del martes cuando se empiecen a sentir los primeros vientos de unos 60 km/h que se intensificarían hasta 90 km/h cerca del mediodía.

Se pronostica que la intensidad de los vientos de “Dean” sería mayor en los municipios del sur del estado, en donde podría alcanzar rachas de más de 100 km/h.

En las zonas costeras, particularmente las ubicadas en el noroeste del estado, como Celestún y Sisal, hay un alto riesgo de inundaciones y de oleaje elevado.

A pesar de que el centro del huracán se encontraría a unos 200 km de la ciudad de Mérida según los pronósticos, el radio del meteoro se extiende hasta unos 275 km, por lo que las autoridades de Protección Civil recomiendan extremar precauciones.

Ante una “alerta roja”, entre otras medidas, se recomiendan las siguientes:
• Conservar la calma.
• Escuchar la radio para obtener información y/o instrucciones.
• Reunirse con la familia en el lugar más seguro del inmueble, lejos de puertas y ventanas, si el viento las abre no avanzar hacia ellas de forma frontal.
• No salir hasta que las autoridades avisen que ya pasó el peligro.
• No retirarse de los refugios temporales hasta que las autoridades lo determinen.
• Colaborar para limpiar y reparar daños.
• Desalojar el agua estancada para evitar plagas y cubrir con cal animales muertos.
• Cuidar que el agua y los alimentos estén en buen estado.
• No reconectar aparatos eléctricos mojados.
• Mantenerse informado de lo que digan las autoridades.